domingo, 3 de junio de 2007

Ética periodística

Nos preguntamos ante la historia de Stephen Glass, que refleja con una fidelidad milimétrica la película "El precio de la verdad", cómo pueden suceder acontecimientos semejantes. Porque Stephen Glass, que confundió ficción y realidad en sus trabajos periodísticos para The New Republic, no ha sido ni el primero ni el último en saltarse la fina línea que separa la verdad de la mentira en el mundo del periodismo. Tanto Janet Cooke, con el reportaje premio Pulitzer Jimmi's World, como el más reciente Jayson Blair han elevado la mentira a la categoría de noticia, de tal modo que la popular enciclopedia Wikipedia ha creado un directorio específico para estos casos.
Pero, la gran pregunta que deberíamos hacernos es cuál es la causa de que se den situaciones semejantes. ¿Cómo un editor jefe permite que se publiquen historias sin ninguna base ni fundamento? Como demuestra la película, el problema está en las fuentes. Un charlatán que sabe manejar los recursos de la manipulación psicológica consigue enredar en sus redes a toda una redacción.
Escena de la película, en la que se puede observar
como S. Glass se hace con sus compañeros de redacción
Y, sobre todo, las rutinas de trabajo en los diferentes medios de comunicación acaban convirtiendo la comprobación de las fuentes en un trámite que se rellena rápidamente. Increíblemente, cuatro notas mal trazadas en un papel adquieren la categoría de verdad irreflutable.
Por otra parte, está la cuestión personal. Como apunta el actor Hayden Christensen en una entrevista en la que habla sobre su personaje en el portal De Cine, "Stephen Glass se sentía muy agobiado y pensaba que tenía que despuntar en su trabajo y ganar prestigio y dinero". La falta de temas que permitan lucirse al autor empuja a buscar mentiras más atractivas que la realidad circundante.
Y ahí surge otra gran pregunta, ya que ¿por qué razón nos negamos a aceptar que los temas más triviales, como puede ser la inauguración de una parada de autobús para un periódico local, o los problemas del alcantarillado de la calle X no son grandes noticias?
Un periodista debe, simplemente, dar cuenta de la realidad y es la necesidad creada de contar 'grandes cosas', junto con la desidia creciente a la hora de tratar las fuentes, las que colaboran para crear nuevos Stephen Glass.
Ante este desolador panorama, el periodismo multimedia, el mismo que desenmascaró las mentiras que Glass publicaba, se presenta como una especie de última esperanza. La comprobación de las fuentes es mucho más rápida (un simple click nos lleva a la verdad o a la mentira), lo que puede prevenir casos como éste.

miércoles, 23 de mayo de 2007

La alcaldía se juega en la red

Este domingo, los españoles estamos llamados a las urnas. Un total de 8.111 municipios escogerán a un nuevo alcalde y 13 comunidades autónomas a un nuevo presidente, según informa Europa Press. Los partidos políticos viven la jornada como una proyección de futuro de lo que va a pasar en las elecciones generales y buscan todos los medios posibles para luchar con la apatía del votante y seducirlo.
De entre los potenciales votantes, casi dos millones son nuevos electores que se incorporan por primera vez a la vida política. Para estos jóvenes los tradicionales métodos de captación de votos se han quedado obsoletos y los partidos políticos lo saben. Decididos a atraerlos a su causa, organizaciones de todos los signos han tomado internet. You Tube, una de las páginas más conocidas en ese tramo de edad, ya no tiene secretos para ellos.


El PPdeG fue uno de los primeros partidos en crear su propio canal en este medio, pero no es el único que utiliza la página de vídeos para difundir su mensaje. Los partidos políticos gallegos, a pesar de que la comunidad es una de las que cuenta con un menor crecimiento de la penetración de internet en la comunicación, han descubierto You Tube y se han propuesto emplearlo.



De los tres partidos de referencia en la comunidad, el BNG se unió a los populares en la tendencia de presentar sus propuestas audiovisualmente y online. Los nacionalistas también cuentan con un canal en el que introducen anuncios electorales y cortes de sus mítines, al que han bautizado TeleBNG. Por su parte, el tercero en discordia, el PSdeG, es el único que aún no se ha sumado al carro de los nuevos medios y sólo el innovador alcalde de Lugo, Xosé López Orozco, está presente en la web. Teniendo en cuenta que el regidor lucense presentó recientemente un juego virtual en el que él y su campaña son los protagonistas, You Tube parece uno de los cauces naturales para gestionar su campaña.
Ejemplo de uno de estos vídeos promocionales


Voces minoritarios

Aunque, sin duda, los más benificiados con la aparición de este nuevo medio de comunicación son los partidos políticos minoritarios. Colgar un vídeo en You Tube tiene un coste limitado, es sencillo y pone en el mismo nivel a todos los partidos políticos. Por ello, los grupos que cuentan con menos recursos o con menos votantes (y por tanto con menos tiempo de prensencia en los bloques publicitarios televisivos) pueden emplear una nueva manera más asequible de llegar a sus potenciales electores.

De entre los partidos minoritarios de ámbito gallego pocos son, aún así, los que se han dado cuenta del potencial de este nuevo medio. Partido Galeguista y Esquerda Galega Nacionalista han colgado sus vídeos en un canal propio. De todos modos, sus páginas son renovadas de forma escasa y el diseño no se relaciona especialmente con la imagen corporativa de sus respectivos partidos. Nada que ver, por tanto, con la página naranja de los populares, la roja de los socialistas lucenses o la azul de los nacionalistas.

jueves, 10 de mayo de 2007

Análisis 20 minutos


El estudio analítico de la edición on-line de 20minutos nos permite llegar a conclusiones verdaderamente sorprendentes. Este periódico se ha volcado completamente en la web, dándole una importancia bastante alta como transmisor de sus informaciones. De este modo, la actualización es constante, como indican al lado de la cabecera (actualizado hace 1 minuto, etc) y en las principales noticias del día, a las que no se incorpora la hora de subida a la red, sino la de la distancia en el tiempo de la última actualización.
Además, utilizan muchos de los recursos que internet pone a su disposición, como los blogs, los comentarios de las noticias o la incorporación de contenidos multimedia. Pero, sorprendentemente, no permiten puntuar las noticias y no potencian el llamado periodismo ciudadano.
Por lo que se refiere a los contenidos, a pesar de tratarse de un gratuito y de contar por tanto con un alto número de noticias de sociedad o sobre 'people', destaca el bajo número de contenidos de sucesos y la presencia importante de cultura, nacional o internacional. Dentro de las noticias de cultura, tienen gran importancia las referidas a los blogs, un tema que el medio trata habitualmente.



El principal defecto de este medio on line es el abarrotamiento al que someten su portada. Demasiadas noticias y demasiado desordenadas. Con ello sólo saturan al lector, que se siente perdido y no es capaz de encontrar nada.

martes, 1 de mayo de 2007

La política llega a la red

Ahora que se acercan las elecciones municipales, deberíamos acercarnos a cómo los políticos utilizan las nuevas tecnologías para convencer a sus potenciales votantes. En la sociedad en red, los partidos emplean las nuevas formas de comunicación para captar votos. Si en las pasadas elecciones, el blog fue el favorito de sus gabinetes de comunicación, ahora se han sumado al carro de YouTube.
Después de que las televisiones decidiesen crear sus propios canales en la popular página de vídeos, los partidos políticos se han sumado colgando sus anuncios de propaganda electoral. El primero de ellos, o el que primero dio a conocer esta situación a los medios de comunicación tradicionales, fue IU de Rivas Vaciamadrid, que colgó una serie de originales sketches en la plataforma.



Algunos, como el PPdeG crean su propio canal como ya habían hecho las emisoras de televisión, como Cuatro.
Si los partidos se hacen con YouTube, que se presentaba como un medio de comunicación autónomo y casi 'personal' o amateur, ¿hacen que éste pierda su condición de cajón de sastre? ¿Convierten así a YouTube en un emisor interesado?

lunes, 30 de abril de 2007

Abandonemos el 'paper'

La Universidad Complutense de Madrid acogió, el pasado miércoles, el II Congreso Internacional sobre Blogs y Periodismo en Red, en las que los principales expertos del mundo académico estaban convocados para exponer sus ideas sobre la relación entre blogs y comunicación.



Francis Pisani fue el encargado de abrir el encuentro. De su intervención varias afirmaciones consiguieron llamar mi atención. Además de destacar la importancia de la versión on-line al lado del papel, señaló su importancia en el caso de ciertos periódicos. Le Monde tendría déficit si no estuviese lemonde.fr. Y, sobre todo, nos mentó un juego de palabras del universo periodístico norteamericano: 'tomemos el news y abandonemos el paper".
¿Bella iniciativa? ¿Están los periodistas actuales y los futuros preparados para ello? Para ello, el congreso contó con una segunda mesa redonda en la que se analizó la situación del sistema universitario español a la hora de preparar a los futuros periodistas para el trabajo on-line. Personalmente, eché de menos alguna alusión al programa de estudios de esta disciplina en la Universidade de Santiago de Compostela. Posiblemente sea la única institución en España que cuenta con un plan de estudios específico para que los estudiantes de Periodismo puedan licenciarse especializándose en este tipo de periodismo.
Los profesores se lamentaron de la desidia de sus alumnos. Se oyeron voces que lamentaban tener que desperdiciar el principio del curso con clases de informática básica. Y, sobre todo, tener que asumir el doble trabajo que supone el feedback on line. Mails y blogs requieren respuesta inmediata y los profesores no pueden asumirlo (Como alumna podría contar la historia desde otro punto de vista, pero no es éste el lugar...)
Consenso académico
Pero, sobre todo, lo lamentable es la falta de consenso académico sobre qué enseñar. ¿Periodismo electrónico? ¿Ciberperiodismo? ¿Periodismo multimedia? ¿Qué es exactamente lo que se le está enseñando a los alumnos? La oferta y el contenido divergen según las universidades en las que estudie el periodista en ciernes. Personalmente, creo que éste es uno de los principales problemas. Ante un futuro obviamente multimedia, todas las facultades deberían no sólo preparar al alumno para este nuevo panorama de medios sino también (y mucho más obvio) contar con los medios necesarios para ello.
Las historias sobre clases de maquetación al sistema antiguo en pleno siglo XXI parecen leyendas urbanas, pero tristemente no lo son.